Gobierno Trump anuncia que todos los países que importan petróleo iraní estarán sujetos a las sanciones de EE. UU.

8

Washington (CNN) — El gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el lunes que todos los países que continúan importando petróleo iraní estarán sujetos a las sanciones de Estados Unidos.En una declaración, la Casa Blanca dijo que el presidente Trump “decidió no volver a emitir” las exenciones con respecto a las sanciones contra los países que importan petróleo iraní cuando las exenciones expiren “a principios de mayo”. El plazo exacto es el 2 de mayo. “Esta decisión tiene como objetivo llevar a cero las exportaciones de petróleo de Irán, negando al régimen su principal fuente de ingresos”, se lee en el comunicado de la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

La noticia fue reportada por primera vez por The Washington Post.

En una conferencia de prensa el lunes, el secretario de Estado, Mike Pompeo, dijo que “el objetivo sigue siendo simple: privar al régimen ilegal de los fondos que había utilizado para desestabilizar el Medio Oriente durante cuatro décadas e incentivar a Irán para que se comporte como un país normal”.

Haciendo notar que el petróleo es “la fuente de efectivo número 1 del régimen”, Pompeo dijo que antes de la implementación de las sanciones de EE.UU., Irán generaba “hasta 50.000 millones de dólares anuales” a partir de las exportaciones de petróleo, pero que el departamento estima que las sanciones “le han costado al régimen mucho más de 10 millones de dólares”.

“El tiempo que permanezcamos allí, en cero, depende únicamente de la República Islámica de los líderes principales de Irán”, agregó.

“Hemos dejado muy claras nuestras demandas para el ayatolá y sus amigos: poner fin a su búsqueda de armas nucleares, detener las pruebas y la proliferación de misiles balísticos, dejar de patrocinar y cometer terrorismo, parar la detención arbitraria de ciudadanos estadounidenses. Nuestra presión tiene como objetivo terminar esto y continuará acelerándose hasta que Irán esté dispuesto a abordarlo en la mesa de negociaciones”, dijo Pompeo.

Los países que continúan importando petróleo iraní en grandes cantidades son India, China, Corea del Sur, Japón y Turquía. Antes del anuncio de hoy, los funcionarios surcoreanos dijeron a CNN que habían luchado contra la demanda de Estados Unidos porque sus refinerías de petróleo están específicamente preparadas para procesar crudo de Irán.

Pompeo también dijo que Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos han acordado “garantizar un suministro adecuado (de petróleo) para los mercados” para compensar la pérdida de petróleo iraní en el mercado global.

“Puedo confirmar que cada uno de esos proveedores está trabajando directamente con los antiguos clientes de Irán para hacer que la transición del crudo iraní sea menos disruptiva”, dijo.

Después del anuncio de los EE. UU., el ministro de petróleo de Arabia Saudita, Khalid al-Falih, dijo que el país se coordinará con otros productores de petróleo “para garantizar la disponibilidad de suficientes suministros de petróleo para los consumidores y para garantizar que los mercados mundiales de petróleo no se salgan del equilibrio”.

Estados Unidos también ayudará a cubrir la escasez de suministros, dijo Pompeo. Estados Unidos produjo 1,6 millones más de barriles de petróleo en 2018 que en 2017, y también está en camino de aumentar la producción en 2019.

Pero dadas las crisis en curso tanto en Venezuela como en Libia, que son dos de los principales países proveedores de petróleo, existen temores de que la decisión de EE. UU. haga que el mercado petrolero sea más inestable.

Cuando se le preguntó sobre la subida del petróleo el lunes, mientras los precios del crudo Brent se dispararon más de 3% al precio más alto visto en todo el año, y sobre si EE.UU. espera que ese aumento se nivele, el Departamento de Estado no dio una respuesta directa.

Francis Fannon, subsecretario de la Oficina de Recursos Energéticos del Departamento de Estado, explicó que “es difícil vincular” el anuncio del gobierno de Trump con otros factores como la planificación de la OPEP para reducir la producción. “Hay muchas razones en cuanto a lo que afecta a los mercados petroleros”.

El anuncio llega casi un año después de que Trump anunció que Estados Unidos se retiraba del acuerdo nuclear con Irán.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quien ha sido el defensor más importante de las acciones de Trump contra Irán, elogió la movida el lunes.

“La decisión del presidente Trump y el Gobierno estadounidense es de gran importancia para aumentar la presión sobre el régimen terrorista de Irán”, dijo Netanyahu en un comunicado. “Respetamos la determinación de Estados Unidos contra la agresión iraní y esta es la manera correcta de detenerla”.

No todos apoyan plenamente la posición de mano dura del gobierno Trump hacia Irán y algunos temen que el Gobierno esté tratando de incitar a una revolución para derrocar al régimen iraní.

El lunes, Pompeo dijo que Estados Unidos “no ha apoyado a ningún grupo externo”, como la Organización de Mojahedin Popular de Irán, conocida como MEK. El gobierno Trump está apoyando al pueblo iraní, agregó.

Sin embargo, la semana pasada, Pompeo no negó firmemente cuando se le preguntó si el gobierno Trump estaba buscando una confrontación militar con Irán, dentro de los contornos de la legislación de Autorización para Usar la Fuerza Militar (AUMF, por sus siglas en inglés). En cambio, dejó la puerta entreabierta.

“Estados Unidos y el presidente Trump actuarán legalmente. Él actuará dentro de sus autoridades”, dijo Pompeo. “El artículo 2 otorga amplios poderes, la AUMF otorga un conjunto de poderes amplios, pero lo son y los entendemos”.

Betsy Klein, Oren Liebermann y Sarah El Sirgany de CNN contribuyeron a este informe.


Deja Tu Comentarios

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com